Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

martes, 19 de enero de 2016

En el río

Una playa
un tarde
casi el crepúsculo
reflejos en el agua
del río.

Después de las risas
después de los juegos
después del agua
y la arena
dos amigos

la silueta, la inocencia
el misterio indeciso
probar otros caminos
y perder
la infancia.

Un reflejo
tu mirada, tu sonrisa
un recuerdo
en mis ojos,
tú, el río.