Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

miércoles, 6 de julio de 2016

El abrazo

Mírame,
con esos ojos nublados
con esos labios cuajados
con ese pecho azorado
y tus mejillas mojadas

Y sécate
en el pañuelo de mi abrazo
en mis oídos de consuelo
en la calidez de mis labios
y en mis manos abiertas.

Háblame
yo escucharé.
Abrázame
yo besaré
tus lágrimas, tu sal
tu sed.