Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

domingo, 17 de julio de 2016

Bailar la noche

Si bailas la noche vestida de julio
y prendes las teas del viernes
y quemas poemas y bebes gente
tu rostro cambiará en un segundo
tu risa, tu ojos, serán presentes.

Si te dejas llevar por calles sin rumbo
cogido del brazo de amigas sinceras
y compartes con ellas risas y penas
te verás animado por el veraz absurdo,
la verdad de la vida escrita en la acera.

Si te dejas desatar todos tus nudos
y confiesas los miedos que sientes
ya no habrá más rostros silentes
pues sus miedos serán los tuyos
a la vida vida mirarás de frente.

Si es viernes, ríete, búrlate del mundo
en un banco del parque sin miedo canta
y abraza tu madrugada anárquica:
pintarás flores nuevas con un saludo
calmarás por fin tu sed de agua.