Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

sábado, 10 de septiembre de 2016

sonrisas...

De limón, si tienes dolor de corazón
de mora, para cuando estés sola
de fresa, ni príncipe ni princesa
de vainilla, para vivir sin prisa
de mango, te ayudará a olvidarlo
de durazno, como la piel de tus labios
de menta, para el dolor de cabeza
de coco, y aún no estoy loco
de crema, olvidarás tus penas
de cereza, sacude tu pereza,
de queso, ¿puede ser eso?
de piña, agridulce como la vida
de manjar, para volver a amar
de ron, para olvidar un adiós
de chocolate... ¡sí, de chocolate!

Sea invierno o verano
busca el sabor indiciado
reirás sin pensarlo
fresca y nueva y suave
como un helado.