Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

domingo, 25 de septiembre de 2016

Música

El ritual comienza
un disco da vueltas
mis ojos se cierran
un pinchazo de aguja

saltan las chispas
y brotan las notas
surgen las voces
mi alma vibra

y en unos segundos
olvido mis penas
o lloro con ellas:
entiendo mi mundo

Es un ritual de gourmet
los ingredientes precisos
vienen en fundas de discos
y sólo el alma los lee

Sólo ella los mezcla
los elige a tientas
guía por la inconsciencia
por la presencia

que han dejado el día
que han dejado los golpes
o los rasguños de amores
que han abierto heridas

y habla también de luchas
ayuda a encarar el día
los retos, pasiones e iras
las vidas dolidas, muchas

en la esperanza de nuevos días
en los bailes de noches locas
en el silencio de las horas
y en las batallas perdidas

y en las casas vacías
calles y aceras sombrías
su presencia anima
su ritmo vivifica

y renueva los sueños
el amor a la vida
la senda antigua
y los nuevos tiempos

Siempre y en todo momento
sólo, triste o contento
aún con el sabor del beso
ella es parte del cuento

Banda sonora de mis días
reflejo de todas mis suertes
remedio a mis dolores
mágica y misteriosa medicina

que si de una sola cosa
tuviese yo que vivir
no me costaría elegir
viviría sólo de música.