Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

miércoles, 20 de febrero de 2013

Una razón más para estar a la izquierda

Todos los desalmados (por usar una palabra suave, que últimamente me dicen que estoy muy grosero), sí, todos los desalmados que votan al PP, deberían cambiar un ratito de país y venirse a vivir acá al otro lado del charco.
Resulta que en España, entre los recortes, está el de la sanidad pública (ninguna de las Ps del PP, quiere decir pública, y lo de popular lo tienen tan olvidado como el PSOE lo de socialista y obrero). Y entre esos recortes en sanidad pública, por las noticias que me llegan de mi país, está el de no atender a los inmigrantes sin papeles. Así. Eres inmigrante, no tienes papeles, no existes, si te mueres no importa, y dentro de poco no tendrás ni derecho a que te entierren en el cementerio, seguro son capaces hasta de repatriar el cadáver (aunque eso les cuestes más dinero)
Se me sube la bilis cuando oigo cosas como esta.

Ahora les cuento la otra parte. Ecuador. Un pequeño país de 16 millones de personas, donde (¡menos mal!) a vuelto a ganar un gobierno de izquierda, que, por tener ciertas trazas de populismo, y por haber puesto en sus sitio a cada cual (incluidos banqueros, ricos y superpotencias) es víctima de las más estúpidas calumnias de la “respetuosa” prensa de mi país, y de otros países “civilizados”.
Pues resulta que en este pequeño país llamado Ecuador, uno puede llegar a urgencias a cualquier hospital público y recibir atención sanitaria completamente gratis (y no me refiero a un mero chequeo, ahora, ahora sí, atención COMPLETA) Y lo único que le pregunta a uno la enfermera o le médico de turno, es el nombre, la edad, y los síntomas. No hacen falta cédulas de ciudadanía, documentos o ningún otro tipo de papeles. No importa si es uno extranjero, legal o ilegal, no importa si tiene billetera o no. Y no importa la hora del día o el día de la semana.

Y todo ello, porque desde hace unos 6 años, gobierna la izquierda. Llevo 4 en este país, y puedo ver y dar fe de los cambios. Carreteras, hospitales, el pueblo atendido. TODO el pueblo. Incluidos aquellos que, por no tener papeles, en otros países dejan de ser pueblo y personas.

Primero las personas, y luego el dinero, señores del PP. Tomen un poco de ejemplo por favor, que algún día les fallará la VISA (ambas Visas) y entonces verán...

Y gracias a ustedes, a todos los que impulsan a este pueblo que cada vez es más pueblo a pasos agigantados. Acá tienen otra mano más para halar del carro de la Revolución.