Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

jueves, 2 de julio de 2009

En estos días tristes e inciertos

En estos días tristes e inciertos

intento secar mis lagrimas,

controlar mis sentimientos.

Miro a la selva, las plantas, las estrellas;

en estos días tristes e inciertos

trato de encontrar respuestas.


En estos días tristes e inciertos

mis ojos se aguan con pena

y un nudo en la garganta

me impide despedirme de los que no se quedan.

Y yo mismo me quedo quieto, sin fuerza

en estos días tristes e inciertos.


Me muevo como por inercia,

gota a gota voy llenando la maleta

de ropas, libros, recuerdos,

de lágrimas de resentimiento amargo

de estos días tristes e inciertos.


Pero también con flores y alegrías

de momentos más placenteros

recuerdos felices que borran la hipocresía

de estos días tristes e inciertos.


La lucha humana día a día aquí en la selva.

Quiero gritar, alzar mi voz, abrir ojos

pero

en estos días tristes e inciertos

mi voz sólo clama en el desierto.


Los sentimientos entrechocan diciendo:

quédate y lucha y abraza

a los que viven riendo y sintiendo,

no dejes que ganen aquellos

que viven de orgullo ciegos.

Se la voz del cambio

en estos días tristes e inciertos.


Pero solo y cansado preparo mi hatillo.

Algo ha quedado: mi huella, mi aliento;

algo que no se borrara de esta tierra, de estas gentes,

en un futuro incierto.

1 comentario:

Kiko dijo...

El viaje se termina, pero siempre sigue vivo en nuestros corazones...