Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

miércoles, 22 de junio de 2016

Alas

En ese papel en blanco que me regalas
hay escritas con pétalos dos alas
no las escribí yo, fuiste tú mi hada,
las dejaste en alfeizar de mi ventana
una noche de lluvia, de madrugada.

Yo las recogí bajo el rocío de la mañana
y las guardé como tesoros de fina plata
bajo las nubes suaves de mi almohada.
Ahí tejen con polvo de estrellas palabras
versos nuevos para llenar tus páginas.

Páginas que se tornarán en alas
alas nuevas, alas frescas, tenues alas,
alas que volarán de ti a mi ventana
para tornarse de nuevo en palabras:
versos míos, versos tuyos, mi hada.