Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

miércoles, 21 de agosto de 2013

Dolor de cuerpo

Cuando duele el cuerpo
y vibra el alma
es que ha llegado el tiempo
de levar anclas,

de soltar amarras
y dejar el puerto,
de desplegar las alas
de nuevo al viento.

Duele dejar la casa
no existe el partir sin miedo,
atrás una vida soñada
adelante un sueño nuevo.