Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

miércoles, 26 de octubre de 2016

Tu nombre me sabe a lluvia

Tu nombre me sabe a lluvia
en tu voz se escucha la lluvia
en tus ojos los sueños lluvia
de estrellas lloviendo junto a luna.

Tus labios anuncian lluvia:
el canto de tu risa, y la lluvia
de besos y abrazos, lluvia
que lloviendo suave me inunda.

Y en mis ojos también tu lluvia
lluvia de alegría que brota
cuando llueve en la noche desnuda
sobre mi piel gotas de lluvia.

Tus pasos repiquetean cual lluvia
se mueven sigilosos entre los claros
de nubes de hechicera pidiendo lluvia
danzado entre las gentes, gentes de lluvia.

Tu nombre me sabe a lluvia
lo pronuncio y el viento sopla
trayendo gotas de lluvia
y tú en cada gota y en todas.