Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

sábado, 24 de abril de 2010

Dia de fiesta

23 de Abril, día de fiesta ¿Por qué? dirán algunos. ¿Por ser el día del libro? No, no es por eso, aunque no estaría mal: ¿por qué no declaramos el día 23 de Abril día no laborable, llevamos a todas las personas a las plazas de los pueblos, a las escuelas, teatros, emiciclos, y les entregamos a cada uno un libro, con la obligación -sí, obligación- de que lo lean y compartan parte de él con las demás personas, como símbolo de saber y valores universales?
Es un sueño bonito. Se reirían algunos si lo quisiésemos llevar adelante y nos mandarían a la porra, ahora bien, estoy seguro de que los primeros en portestar serían mis conciudadanos de Castilla y León: "¿El 23 de Abril? No, de ninguna manera, es nuestra fiesta".

Aquí en España tenemos probablemente el calendario festivo más florido y variado que conozco. Se mancienten fiestas religiosas -en un estado aconfesional-, hay fiestas de caracter nacional, aunque pocos, salvo los fachas, desfilan con la bandera, y también cada comunidad autónoma tiene su día. España debe de ser el país con más días festivos, es decir, no laborables. No me quejo, es parte de nuestra genética mediterránea y estoy orgulloso de nuestros "puentes". Lo que me hace gracia es lo que festejamos o cómo lo festejamos.
Empiezo por el cómo porque es más facil: nos da igual que sea el día de nuestra comunidad autónoma, el 1º de Mayo, la Constitución o Viernes Santo: el común de los mortales lo que hace es día es dormir más horas y comer tarder. Muchos agarran la maleta y se van de fin de semana o "de puente". Todo lo que saben de ese día, todo lo que les importa es que es un día de color rojo en el calendario y eso quiere decir que no hay que ir a currar ¡Viva! No reprendo a estas personas, es más, me uno a ellas, no sy dado a festejos y no me gustan las fiestas patrias porque o me identifico con ellas.
No, no me llamen anti-patriótico. Soy patriota como el que más, quiero a mi país, a mi gente, pues es la gente con quien me crié, que me saca adelante, que me entiende tal como soy, que comparte conmigo un mismo pasado y futuro comunes; aunque a veces nos peleemos y haya discrepancias de opinión y formas de vivir. La dialéctica es así: unos dicen soy otros arre y, aunque no lo parezca, al final el burro se ha movido unos pasos.

Si no celebro fiestas patrias y similares es por lo que se celebra en ellas. Pongamos un ejemplo: 23 de Abril, día de Castilla y León. ¿Por qué? Porque el 23 de Abril de 1521 fueron ajusticiados en Villalar los comuneros.
¿Cómo podemos festejar eso? ¿A santo de qué?
Pongámonos en el contexto histórico. Brevemente: Carlos I, heredero de las Coronas de Castilla y Aragón llega a España en 1517. Ha nacido y se ha criado en lo que hoy es Bélgica, su relación con "España" hasta entonces se reduce casi únicamente a sus lazos sanguíneos (Recordemos, es hijo de Felipe el Hermoso y Juana de Castilla -La Loca-). Ante su llegada, muchos dudan en reconocerle como heredero al trono y se "levantan" en favor de Juana la Loca.. El propio Carlos parece más interesado en la política europea (es aspirante al título de Emperador del Sacro Imperio Germánico tras la muerte de su abuelo) y en 1520 se marcha a Aquisgram. Deja una regencia, que tiene que hacer frente a los levantamientos de las Comunidades que aprovechan el vacío político para expresar su descontento.
Pero, ¿Quiénes son esos que se levantan? Son la burguesía adinerada castellana que quiere entrar en el juego político, población urbana apoyada por ésta, y campesinos que aprovechan para manifestarse contra el poder opresor de los señores feudales. No es de extrañar que la aristocracia castellana se ponga pronto del lado del regente y derrote a los comuneros en Villalar.

Bien, entoces, si estos son a grandes trazos los hechos históricos, ¿por qué celebramos el 23 de Abril como día de Castilla y León? ¿Porque el movimiento comunero se centro principalmente en el territorio que hoy equivale -más o menos- a la Comunidad de Castilla y León (con perdón de Castilla la Nueva, todo hay que señalarlo)? ¿O por el hecho de que fueran ajusticiados en Villalar, acutal provincia de Valladolid? Me parecen nimieces sin importancia.
El movimiento adquiere otro siginificado si lo vemos como precursor de los posteriores movimientos liberales, ahí sí tnedría sentido celebralo o al menos recordarlo como un momento histórico en que la burguesía se levanto contra el poder de la nobleza; pero, ¿como fiesta de Castilla y León? ¿Castilla y León que símbolo de oligarquía, de conservadurismo, donde siempre gobiernan los mismo y los partidos de izquierda lo dan siempre todo por perdido? Señores, lo siento pero no pega. Otra fecha quizá, pero esta precismante no.

En su lugar, dejénme proponer el día de la coronación de Fernanado III como rey de Castilla y León en 1230. Significó la unión definitiva de los dos reinos y el comienzo de una época de esplendor económico, político y cultural (el siguiente monarca castellano-leonés, como dato adicional, fue Alfonso X el Sabio)
Claro que la forma en que llegó Fernando III a unir las dos coronas -por herencia, era hijo del rey de León Alfonso IX y de Berenguela, que ostentaba los derechos de la Corona de Castilla tras la muerte de su hermano Enrique I- carece de acción y emoción y no vende. Si a eso le añadimos que habla de lo que nos une y no de lo que nos diferencia del vecino, en este mundo actual de "ismos" (nacionalismos), no creo que muchos apoyen mi propuesta.
Aquí la dejo, no obstante. Piensen sobre ello. quizá encontremos por fin algo que nos identifique a todos y que estemos gustosos a celebrar llenos de orgullo en nuestros días no laborables.