Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

martes, 6 de mayo de 2008

Regresos, visiones del interior, y timidez

Hace unos días mi buen amigo Kiko decidió resucitar su alter-ego virtual. "El bribón bueno", aquella bitácora virtual cerró hace más o menos un año, vuelve ahora a la vida, espero yo que ahora ya con más visión de futuro, de permanencia. Fue una pena que desapareciese, llevandose con sigo hacia ese fondo osucro donde se van los bites que ya no queremos, un monto de pensamientos, historias, dibujos, y alguna que otra acalorada discusión entre comentarios. Un montón de buenos ratos.
Os invito a descrubrir -o redescubrir- este espacio virtual libre y creativo: El Bribón Bueno

Ha decir verdad, estuve tentado en varias ocasiones de eliminar el enlace al desaparecido blog de mi colega, pero, por pereza o por alguna otra razón inconsciente, no lo hice. Ahí sigue en la sección "colegas" de este blog. A raiz de estas idas y venidas virtuales me he puesto a pensar en cuando comencé este blog, como encargo de un profesor del CAP para colocar en el una WebQuest. De repente, aquellos meses de octubre y noviembre de 2005 Blogger se llenó de nuevos espacios, algunos muy interesantes. Fuimos muchos los que, al margen de colgar en el blog nuestra webquest, decidimos comenzar a escribir en ellos sobre los más diversos temas, llevando a cabo más o menos un diario personal -que es fin primero con el que creo surgieron los blogs-.
Sin embargo, con el paso del tiempo, la mayoría de la gente que empezó ha escribir entonces, lo ha ido dejando. Unos dirán que están ahora muy ocupados, otros, que realmente nunca les entusiasmó esto del blog. La verdad es que la mayoría son ahora tristes webquest solas y algún que otro blog que sólo comenzó a gestarse para abortar a los pocos meses. Durante un tiempo seguí varias de esas bitácoras del CAP, pero a medida que muchas dejaban de actualizarse, fui perdiendo mi interés, e incluso, llegué a perder (realizando esa perezosa tarea de formatear el PC cuando se vuelve tonto) los enlaces a estos blogs caperos. Creo que siguen en algún rincón el la página del profe.
Supongo que con el tiempo acabaré por lavar la cara a este blog, renovando los enlaces a sitios muertos o vegetativos por otros vivos, más presentes y concordantes con las inquietudes actuales de uno en cada momento de la vida. De lo que sí estoy seguro, es que, salvo que me quede manco o caso similar de fuerza mayor, seguiré escribiendo, para desahogarme y para alentar y animar a otros también, sean cuales sean las circustancias de mi vida y esté donde esté e independientemente de lo que haga. Algunas veces veréis de repente más entradas nuevas, otras tendréis que esperar un mes para leer algo nuevo, pero algo llegará y aperecerá para despertar vuestras mentes. Prometido.
Quiero animar también a otros a crear o retomar su blog, para que nos hable de su vida, de sus aficiones, de lo que quiera. Y que lo haga sin vergüenza. Yo me considero una persona muy tímida, quizá la más tímida que conozco. En la mayoría de situaciones sociales con desconocidos estoy ausente, fuera de sitio. Sin embargo, aquí, con la cara medio oculta tras la pantalla soy capaz de abrirme a los demás sin vergüenza, sin miedo a hacer el ridículo, lo cual no deja de sorprenderme, porque realmente llego a mucha más gente con mis palabras que cuando me voy a una fiesta y me ven sólo unos pocos. Es algo que ya me sucedía cuando hacía aquel programa de radio y soltaba mi lengua en las ondas, totalmente consciente e inconscientea la vez de que me estaba escuchando mucha gente anónima.
Son muchos los que últimamente no comparten sus perfiles, o ni siquiera permiten que su blog sea de acceso público. A mi personalmente me parece que la idea de total aceso a los blogs, sin necesidad de pertenecer a redes de "amigos" o similar es lo mejor de la aventura. Conocer nuevos compañeros de viaje, escuchar opiniones anónimas, descubrir a otros y al mismo tiempo descubrirnos a nosotros mismos. Cada vez vivimos más cerrados en nuestro propio círculo social, familiar, cada vez sentimos más miedo de hablar con extraños, quizá porque la sociedad no nos muestra más que lo malo de estas relaciones, en las que, si bien, hay "malos", creo que las buenas experiencias prevalecen.
Animo a la gente a que elimine las barreras de acceso a sus blogs, a que comparta perfiles, experiencias. Últimamente recibo cada vez más comentarios en el blog. Debe ser que me hago famoso.... La mayoría de estos son anónimos. Hace tiempo decidí permitir comentarios anónimos para que así puediese dejar su saludo todo el mundo, independientemente de que fuese usuario de blogger o no, me parece esencial este punto también. Odio todos esos otros servicios de blogs que obligan a registrate para dejar un saludo. Sin embargo, animaría a todos los anónimos a que, si tienen blog o web, dejasen la direción para que así pudíesemos devolverles la visita.
Me despido ahora, pero volveré mañana o quizás dentro de unas horas, o dentro de unos días, para volver a pintar negro sobre blanco y dar forma a alguna idea nueva y compartira con todos vosotros.

[...]
dice "no hables con extraños"
yo digo "¿porqué demonios no?"
si no hablas con extraños
dime, ¿qué es lo que obtienes?
un mundo sin sabiduría
una vida sin risas
una sensación de soledad
y amistades a medias.
[...]

De la canción "Through Here Quite Often" de David Crosby y Dean Parks. En el álbum Crosby*Nash (2004)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Kiko: Me sumo a tu propuesta para eliminar barreras, no creemos grupos cerrados. No creo que seas tan tímido, al menos con nosotros tus colegas. Además pienso que en el fondo lo que cuenta es tu manera de ser: excepcional ;)

Anónimo dijo...

alaaa...q me diste remordis y lo abri.nose si t conte mi ultima!!!weno, pa la prox vez q t pille...jajajja

mil besinoss