Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

miércoles, 18 de abril de 2007

Refexiones

¿Cómo era aquello del espejo del alma? No me acuerdo así que no pongo la cita no sea que escriba alguna burrada. A veces nos levantamos, nos miramos en el espejo, y tenemos una cara horrible. Lueg nos duchamos, nos afeitamos y demás y ya tenemos un aspecto más adecuado para nuestro día a día. Un poco de agua fresca y todos nuestros problemas se esconden otra vez detrás del rostro hasta la mañana siguiente, que tenemos que repetir otra vez la misma operación. Es como si un Mr. Hyde oculto saliese por la noche mientras dormimos... En fin, no os doy más la paliza, lectores. No me siento con ganas ahora de plasmar aquí mis reflexiones internas. Sólo quería colgar una foto nueva para mi perfil, ya estoy cansado de esa de mis "tiempos hippies" sentado en lo alto del depósito, y esta es la única forma de cambiarla que conozco.

















Las cosas que se le ocurren a uno en la ducha...

PD: Mañana concierto de música Country en la cafetería de la Uni a las 8. No me digáis que no os avisé.