Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

domingo, 30 de marzo de 2014

Improvisaión en azul

El cielo se tiñe de azul
al caer la tarde este domingo
sobre las casas del barrio

Sólo la lluvia rompe la quietud

con su arrullo sereno
da color a un cuadro cálido:

de las farolas cálida luz:
sobre el azul el amarillo,
y los tejados recién pintados.

Es un Van Gogh o Toulouse
Lautrec en Quito pintado
bajo la luz y lluvia de marzo.