Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

lunes, 13 de enero de 2014

Soneto bribón

Me pregunto que le pasará al bribón
estos últimos meses está mudo,
quizá tenga en la garganta un nudo
¿habrá muerto su musa, su inspiración?

A lo mejor es un mal del corazón
tristeza bajo un cielo gris oscuro,
sin escala para subir al muro
y junto al loco beber y reír sin son.

Sea cual sea el misterio en cuestión
que el bribón haya muerto yo lo dudo,
preparo mi pluma y me pongo en acción:

escribiendo un soneto tintas sudo
y acabándolo lo dejo en su buzón:
firma tu amigo el loco, siempre tuyo.