Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

lunes, 1 de abril de 2013

Cuando te encuentre

El barrio viejo con sus calles de piedra
la luz de colores de la catedral
el arrullo de un aguacero en la selva
el rumor de las olas en la orilla del mar

Castillos con un sombrero de almenas
los Campos Elíseos y la torre Eiffel
animales decorando paredes de cuevas
el mercado de la medina de Fez
 
El frío de nieve una noche de invierno
la escarcha pegada en telas de araña
el cielo azul de una mañana de enero
un pueblo perdido en las montañas

El sabor a salitre pegado en el cuerpo
el olor del incienso en la iglesia
el sabor del agua fresca del arroyo
el musgo húmedo que cubre las piedras

Todo esto y mil y un lugares más
quiero mostrarte cuando te encuentre;
subiré montañas, surcaré el mar,
echaré al viento y el destino mi suerte

y un día en algún lugar bajo el sol
encontraré tus ojos entre la gente,
te mostrare entonces mi interior
y juntos veremos al sol ponerse.