Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

domingo, 13 de diciembre de 2009

Nostalgia

Cierro los ojos y te veo y camino por tus calles sucias y en obras, y huelo tus múltiples olores y te oigo por la calle y te toco, te echo de menos. Cada detalletuyo se forma en mi mente con una claridad perfecta: veo tus vivos colores, pero también tus grises, tus alegrías y tus penas, que también son mías.
Veo tu sonrisa, tus ojos, tu piel morena tostada por mil soles y lavada por cálidas lluvias. Camino a tu lado y vivo y respiro contigo. Alcanzo una mano al aire y te siento, palpito con todas tus voces y corazones.
Me arrodillo con los ojos cerrados y hundo mis dedos entre tu tierra y tus piedras. Siento la arena entre mis uñas y mi cabello. Bebo tu agua y siento la amargura y el dulce cansancio del peso de tus días sobre mí.
Regresé a mi raiz pero soy y no soy. Estoy y no estoy. Ojalá pudiera pasar por esta vida sin dejar nada mío en ningúnlugar, sin llevarme nada de aquel. Pero sé que entonces eso no sería vivir. Por eso, porque viví en tí y de tí, con corazón y mente, te toco, te beso. En mi alma hay ahora un hueco.
Te echo de menos.