Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

jueves, 24 de diciembre de 2009

El rebelde Jesús

The Rebel Jesus
(Jackson Browne)

Las calles están llenas con las risas y la luz
y la música de la navidad,
y las ventanas de los comercios brillan todas
con las caras de los niños.
Y las familias corren a sus hogares
al tiempo que el cielo se oscurece y hiela.
Se reunirán en torno a los corazones y las mesas
dando gracias por la bondad de Dios
y el nacimiento del rebelde Jesús.

Y le llaman “Príncipe de la Paz”.
Y le llaman “Salvador”.
y le rezan en el mar
y en toda situación complicada;
al tiempo que llenan sus iglesias con su orgullo y su oro
y su fe en él aumenta.
Pero han cambiado la esencia de aquello a lo que yo rendía culto
"Un templo convertido en una guarida de ladrones",
en las palabras del rebelde Jesús.

Vigilamos nuestro mundo con cerraduras y armas
y guardamos nuestras posesiones más preciadas,
y una vez al año, cuando llega la Navidad,
entregamos presentes a nuestros conocidos
Y quizás damos un poco al pobre
si la generosidad nos embarga.
Pero si alguno de nosotros interfiere
en el porqué son pobres,
recibe lo mismo que el rebelde Jesús.

Perdonadme si parece
que hablo en tono de juico.
No deseo entrometerme,
en este día y tu alegría.
En esta vida infortunios y fatiga mundana,
tenemos la necesidad de algo que nos libere,
así que te deseo placer y deseo alegría
de parte de un idólatra y un pagano
del lado del rebelde Jesús.

Letra original en inglés aquí