Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

lunes, 14 de diciembre de 2009

El otro mundo

Nos sentamos en nuestras cómodas casas. Al lado del calor, comemos, gonzamos de la vida, sin mirar más allá de las fronteras de este mundo feilz que nos hemos ido construyendo poco a poco.
Vemos a otras gentes a través de las frías pantallas de nuestros televisores, que nos mantienen en la distanca y nos protegen de sentir lo que ellos sienten: son como nosotros, pero les negamos nuestra misma identidad, porque tienen la piel un poco más oscura que nosotros, porque hablan con palabras que nos resultan extrañas, porque visten de modo diferente a nosotros. Les etiquetamos como algo diferente a nosotros, algo lejano. Son rostros anónimos que el destino a determinado a vivir sus penas mientras nosotros vivimos alegrías fingimos penas, mientras llenamos nuestras despensas con bienes fabricados por aquellos a los que el destino les trazó otro camino, otro futuro.
Pero una vez cada cierto tiempo, uno de nosotros se enfrenta al destino, cambia sus zapatos por unos pies descalzos y cruza a ese mundo al otro lado del televisor, y las imágenes, antes anónimas toman de pronto nombre y vida. Juan, Alex, María, Byron, Santiago, Jennifer, ... y cuando regresa, no puede dejar de pensar en ellos y en como serán sus vidas y su futuro, ahora que son en verdad iguales a él pero, que, por un capricho del destino, no vivirán igual que él.
¿Será en verdad cosa del destino?

- Tenemos que pedir por todas las personas, porque o todos podemos llegar más allá del arco iris, no nadie podrá (Pete Seeger)

Canción a mis amigos

Me dicen:
"No puedes ir allí, está muy lejos".
Me dicen:
"Enfermarás, y sufrirás y estarás solo.
No puedes irte, está muy lejos".

Me dicen:
"Mira sus caras, mira sus vidas,
mira la violencia y las mentrias.
No te engañes,
es su destino, no es tu vida".

Pero les veo
en el cristal de mi televisor.
Les veo y pestañeo
y están ahí.
Tienen una cara y una historia - como yo.
Tienen una lengua y un alma - como yo.
Sufren y ríen - comoy yo.
Pero no viven - como yo.

Me dicen:
"Eres iluso, un tonto ingénuo."
Me dicen:
"Allí no hay salida, no tiene arreglo.
No les conoces, están muy lejos."

"Tu no tienes la culpa
es el destino el que eligió
y te pusó a tí aquí
y a ellos lejos
No es tu culpa, no tiene arreglo."

Pero les ví.
Les dí mi mano blanca y lisa,
sentí calor humano,
vidas y nombres latiendo allí.
Tienen una cara y una historia - como yo
Tienen sueños e ilusiones - como yo
Tienen un pasado común - como yo
Pero no vivirán - como yo

"La gente huye
de esos lugares, y otros quedan y mueren
rostros anónimos
de hombres y mujeres, morirán mañana,
estés tú o no."

Pero les veo
en mis zapatos made in china.
El petróleo que me calienta
es su sangre y su vida.
Tienen una cara y una historia - como yo.
Tienen un nombre y apellidos - como yo.
Sufren y sueñan - como yo.
Pero no tienen los derechos - que tengo yo.