Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

miércoles, 27 de mayo de 2009

Sobre la educación (III)

En 1953 esto era ciencia ficción. Ahora ya no estoy tan seguro. Empieza a convertirse en cruda realidad...

"-Tengo a los niños en la escuela nueve días de cada diez. Me entiendo con ellos cuando vienen a casa, tres días al mes. No es completamente insoportable. Los pongo en el “salón” y conecto el televisor. Es como lavar ropa; meto la colada en la máquina y cierro la tapadera. –Mrs. Bowles rió entre dientes- . Son tan capaces de besarme como de pegarme una patada. ¡Gracias a Dios, yo también sé pegarlas!
Las mujeres rieron sonoramente."

Ray Bradbury, Fahrenheit 451

1 comentario:

Kiko dijo...

Tienes toda la razón. Bradbury es así como un Julio Verne, un visionario, pero de la sociedad.
Por cierto la peli de Gran Torino que me comentas ya la tengo bajada, lista para ver, a ver si es juntos.
Cuando vengas ya te llevaré al "Oeste" jaja.
Cuídate!