Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

viernes, 8 de mayo de 2009

Un poco de cultura "politicamente incorrecta"

Nunca comprenderé el término "políticamente incorrectos" que usan sobre todo en los EE.UU. para referise a manifestaciones culturales que critican o se enfrentan a las bases sociales y de poder establecidas. ¿Incorrectos políticamente? Pse. Los más incorrectos son los políticos, según yo. Y, además, si cada 24 horas cambian de signo político nuestros gobiernos, con semejante inestabilidad, con semejante falta de programas, de valores, con esos partidos que sólo buscan que todo el mundo les vote, sean los votantes de un extremo u otro, ¿Quiénes se creen para decir que es correcto o incorrecto?
Mientras descanso y convalezco en esta violenta urbe casi a orillas del mar, aprovecho tiempo para conectarme e intentar ponerme al día, escuchando y viendo, gracias a internet, películas y músicas que están a años luz de llegar o siquiera interesar a las gentes comunes y llanas de este país, sobre todo de la zona en que trabajo, pues ellos tienen otras preocupaciones diarias mucho más acuciantes. Yo sin embargo por esa "libertad" que me da el haber nacido en una familia de clase media en un país desarrollado, siento la obligación de seguir preocupándome no sólo por ayudar a salir adelante a estas gentes de acá, si no de seguir con la oreja puesta en orientación parabólica para ver qué más pasa por el mundo y seguir hablando, protestando, preocupándome por asuntos que tienen lugar a miles de kilómetros de aquí, pero que al final nos afectan o afectarán a todos.

Anteayer, me dediqué por ejemplo a ver el documental CSNY/ Déjà Vu, una película dirigida por Neil Young sobre la gira que en 2006 Crosby, Stills, Nash & Young realizaron por los EE.UU. para promocionar el disco de Neil Young Living With War, un trabajo protesta en contra de la guerra de Iraq, la admistracación de George Bush junior, y también como apoyo a todas las víctimas, veteranos, familias rotas, etc. desengañadas y desamparadas por una administración militarista. El documental no es para nada una filmación de un concierto de CSNY, los conciertos, la gira, es únicamente, el núcleo alrededor del cual se ofrece una visión de las reacciones y posiciones que genera entre la sociedad americana un conflicto militar y social como este, y un llamado o pregunta ¿Deben los músicos, los artistas, alzar la voz y expresar sus ideas, aunque sean políticamente incorrectas, o deben cantar únicamente para anastesiar al pueblo y hablar de amor hueco y asuntos banales que no molesten ni idignen ni aún menos hagan pensar a nadie? En el largometraje encontraréis argumentos a favor de ambas posiciones. Pensad. Esgrimid el vuestro propio. Yo ya lo tengo bien claro, desfilé un día bien firme y orgulloso, con la voz bien alta y con palabras que ofenden a los necios y "rectos" y lo seguiré haciendo una y otra vez, hasta que se den cuenta de que la violencia, los corsets y estructuras rígidas y egoistas, no son bienvenidos.
Libertad de Expresión. Freedon of Speech. Paz.

Otro elemento políticamente incorrecto es un anciano que el pasado día 3 de Mayo cumplió 90 años. Su nombre es Pete Seeger. Un hombre sencillo tras el cual se esconde toda una vida luchando, cantando, trabajando, por mover a la gente a no callarse, a expresar sus pensamientos y construir un mundo distinto, más justo. La web está plagada estos días de artículos y páginas dedicadas a Seeger, donde se habla de la vida de este hombre, así que no veo necesidad de repetirla acá. Me voy a dedicar a recomendaros su último CD, At 89, un nuevo disco que se publicó a finales del año pasado en el sello Appleseed Recordings en el que Seeger nos ofrece canciones nuevas y viejas, propias y ajenas, grabadas en solitario o con el acompañamiento de amigos, en las que nos transmite su amor por la música tradicional de su país, por los valores sencillos que forman a todos los pueblos de forma universal, y como no, su fe en la raza humana, en esa certeza de que si todos nos ponemos a trabajar ya, mano con mano, aún podemos deshacer este terrible intento que es nuestra vida actua y tender un camino seguro hacia el futuro que pueda seguir las próximas generaciones. Sentaros, dedicar un tiempo a este disco, escuchad.

Por últmo recomendar también el nuevo trabajo de Indigo Girls, Poseidon and the Bitter Bug. A las Indigo Girls no les ha ido muy bien este último año en lo que se refiere a el mundo discográfico: el sello para el que trabajaban, Hollywood Records, les pego la patada. Sin austarse, cogieron su música, sus voces su guitarras y grabaron un nuevo disco, un trabajo sencillo de 10 temas que son sencillas canciones folk adornadas con cariño y experiencia, y ahora lo lanzan al mercado de forma independiente, del mismo modo que lo hacían allá a mediados de los 80 antes de que la industria discográfica les abriera las puertas, esas mismas puertas que hoy les han cerrado. Y es que el mundo se está llenando hoy día de sordos cuya capacidad auditiva solo capta el tintineo de las monedas y cuyo sentido del tacto sólo reacciona cuando manosean billetes. Por suerte hay personas como las Indigo Girls, conscientes de que hay gente de mente abierta, ojos atnentos y oídos sabios dispuesta a recibir y aprenciar esfuerzos involuntarios por aliemtar el espíritu de las personas, persoas sin miedo a preguntar ¿Por qué? y protestar ante el sordo-por-egoismo.