Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

lunes, 25 de junio de 2007

Craig Doerge

Se acaba el més de Junio y yo aún no he reseñado ningún disco. Por qué me pondría yo semejante tarea. Sobre todo, cuando hay tanto donce elegir. He decidio elegir este més una rareza y recomendaros el maravilloso disco en solitario que grabo Craig Doerge allá por 1973.
Y ¿Quién ese este hombre de semblante tan serio? diran la mayoría de los lectores de este blog. He aquí la respuesta: Craig Doerge es un consumado teclista/ pianista que lleva desde finales de los 60 trabajando como músico de estudio para otros artistas. El inconfundible sonido de su piano a puesto rítmo y forma a discos de gente como Crosby & Nash, Jackson Browne o James Taylor por citar sólo a unos pocos. Seguro que habéis canciones como The Pretender de Jackson Browne, por nombrar una de las más conocidas, bien ahí podeis oir el maravilloso piano de este hombre, oculto en los créditos de los discos como otros tantos hérones desconocidos del mundo de la música. Pero además la carrea de Craig Doerge (se pronuncia Durgee) va mucho más allá. Ha trabajado como productor, como compositor de bandas sonoras y como autor de un buen número de maravillosas canciones, bien en colaboración con músicos como Jackson Browne (World in Motion) o David Crosby (Shadow Captain, Out of the Darkness, Lady of the Harbor) y, sobre todo con su esposa, Judy Henske, una de las grandes voces de la escena Folk y Folk-rock de los 60. Juntos han escrito canciones que forman ya parte de la banda sonora del s. XX, como la maravillos Yellow Beach Umbrella, como Fair Weather Friends, o aquella preciosidad titulada Might As Well Have a Good Time que Crosby, Stills & Nash grabaron en 1982. Doerge formó parte además de ese embemático grupo de Jazz-rock llamado The Section junto a Leland Sklar, Russ Kunkel y Danny Kortchmar, y actualmente sigue trabajando, acutando y grabando acompañado a Judy Henske, que en 1999 decidió volver a subirse a los escenarios después de casi 30 años.
10 de esas joyas las grabó Craig Doerge en un disco omónimo que hizo en 1973 para el sello Columbia. Media hora de música de una calidad exquisita, en la linea de lo que gente como Jackson Browne, James Taylor o Randy Newman hacía por aquel entonces. Una joya en la que Doerge es acompañado por parte de lo mejor de los músicos de estudio (compañeros de faena de él mismo) del momento. Una maravilla, que como suele suceder, cayó en el olvido y quedó encerrada al poco tiempo en los archivos de una industria discográfica cada vez más interesada en hacer dinero en vez de música.
Por suerte para los amantes de la música, el disco de Craig Doerge se puede conseguir en CD a través de la página web de Judy Henske. Ellos mismos han lanzando una edición remasterizada y con nuevas anotaciones, escritas por el propio Craig Doerge, sobre los avatares de la grabación del mítico LP.
Ya di las gracias a Mr. Doerge cuando compré el CD hará un par de años. Echad un vistazo a la página y comprarles algún disco. Merece la pena.