Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

lunes, 20 de mayo de 2013

Malas palabras

para Geovanna

Te enseño malas palabras
que ya sabías
y hago con artimañas
que las repitas

Llevo a tu rostro el rubor
y la vergüenza
hablando desnudo de Dios
y de la ciencia

y tú me miras oculta
tras falsa ira
difuminada en la comisura
de tu sonrisa

y rompes el juego de niños
con voz serena
palabras que no hay en libros
sino en estrellas

pintadas en un Cielo de cartón
que oculta algo:
la brisa del corazón
del “bien amado”

esa que aviva nuestra alma
volviéndola risa
y dice que ser siempre serios
es grosería.