Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

sábado, 21 de julio de 2007

Monasterios

En apenas unos días, así sin pensarlo, me he visto buscando información y visitanto algunos monasterios. Todo empezó el miércoles por la tarde, navegando por internet intentando localizar un monasterio en el cual se rodó la mítica película de terror española La noche del terror ciego (1971), de Amando de Ossorio, una película que descubrí por casualidad el año pasado y que me dejó realmente impresionado por su temática y su calidad. El cine de terror no es que abunde mucho en España, y el cine de terror "bueno", "original", es muy pero que muy raro entre las producciones españolas. La noche del terror ciego es una de las escepciones de la regla. Al prinicpio puede parecer un cutre film de terror a lo Jess Franco (lo siento pero el Sr. Franco no acaba de convencerme) pero luego se torna en una inquietante película de terror con buenas dosis de suspense y algún que otro buen susto, además de unos templarios zombies (sic) muy bien realizados. Un film muy original que dió comienzo a una tetralogía completada por El ataque de los muertos sin ojos (1973), El buque maldito (1974), y, La noche de las gaviotas (1975). Por cerrar esta pequeña crítica cinematográfica, la segunda es también muy buena, con más acción y escenas gore que la primera y un maravilloso giño cinéfilo al final. Las otras dos dejan bastante que desear, pero una vez que empieza uno con la saga ¿por qué dejarla a medias?.
Cine de terror a parte, una de las cosas que más inquietan de la película son las ruinas de un monasterio en que se rodó gran parte del largometraje. Realmente inquietantes y sorprendentes por el tamaño y monumentalidad de la edificación. Como licenciado en hisotira, y amante desde niño de las piedras (me encanta visitar castillos, monasterios, iglesias,...) me dije "tengo que ir a ver ese monasterio". Ahí comenzaron mis problemas. La película lo acreditaba como Monasterio o Abadía del Cercón, en Madrid. Busqué en libros, revolví internet... nada. Nada, nigún monasterio o siquiera un pueblo con ese topónimo. En las páginas de cinéfilos (o cinéfagos) locos por el cine de terror de culto, alguno se hacía la misma pregunta que yo: ¿Dónde esta el monasterio, se puede visitar? La pregunta no tenía respuesta o era totalmente peregrina o desorientadora. Pero, como el que busca encuentra, un artículo de El País, del 2004, me reveló el misterio. En cuanto vi aquella foto en blanco y negro de aquel ábisde en ruinas, supe que había dado con el monasterio. Santa María de Valdeiglesias. No he logrado averiguar por qué en la película de Ossorio lo llaman de El Cercón. Ahora sólo me queda hacercarme hasta allí (está en Pelayos de la Presa, Madrid) y visitarlo si es que es posible, porque hasta hace bien poco estaba en manos privadas y cerrado al público.
Después de una tarde de Miércoles excitado por haber localizado el monasterio de El Cercón, me fuí el jueves y viernes de ruta turística primero a Burgos y luego a Zamora. Cerca de burgos pude visitar San Pedro de Cardeña, un monasterio cisterciense también abandonado con la desamortización de Mendizábal pero, en este caso, recuperado y reconstruído por una comunidad de monjes a mediados del s. XX. El claustro es realmente interesante, y si alguien tiene ganas de aislarse de mundo por unos días, la hospedería del monasterio puede ser el lugar perfecto. El enclave en que se encuentra el monasterio es precioso.
Camino de Zamora paré, por segunda vez, en el monasterio de Moreruela, otro monasterio en ruinas, realmente impresionate que siguen restaruando y conservando poco a poco y que os recomiendo no dejéis de visitar si tenéis la ocasión.

(Imágenes del Monasterio de Moreruela)

1 comentario:

David dijo...

Estimado Alvaro,
Com veo que te gusta ese cine antiguo, te indico que hay otra pelicula llamada La noche de Walpurgis, que también tiene escenas rodadas en ese monasterio y en los creditos aparece el nombre de El Cercón junto a Navacerrada, y San Martin de Valdeiglesias. La parte de Navacerrada fue rodada en un antiguo hopital de tuberculosis llamado Real Sanatorio de Guadarrama dentro del valle de la Barranca y que fue totalmente desmantelado. Estaba justo encima del también abandonado Hospital de la tuberculosis del ejercito del Aire.