Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

viernes, 13 de julio de 2007

La guerra tal cual

El año pasado, Clint Eastwood, un cineasta que no deja de sorprenderme ultimamente, realizó dos películas simultáneas sobre la batalla de Iwo Jima, una de las más famosas de la Segunda Guerra Mundial.
Como suele pasar con todas las películas que no tienen un estricto aire comercial, aquí en León apenas pudimos ver la primera de ellas, Banderas de nuestros padres, la segunda, Cartas desde Iwo Jima, ni siquiera llegó a los cines leoneses. Así que me tocó esperar a que saliesen en DVD para poder verlas.
Por azares, he visto curiosamente primero Cartas de Iwo Jima y luego Banderas de nuestros padres. Aunque son dos películas rodadas simultáneamente, en las que ninguna es continuación de la otra, y por lo tanto no importa el orden, creo que el inverso al programado en los estrenos es el más adecuado, primero la visión japonesa y luego la americana, en este orden se obtiene un cuadro de la guerra mucho más completo e intersante.
Porque eso es lo que describen las dos películas de Eastwood. La Segunda Guerra Mundial. En todos sus aspectos: militar, político, social... y lo que es aún mejor, sin ponerse del lado de ninguna postura. Es la primera vez que veo una película bélica como estas. No tiene nada que ver con las películas de acción a las que estamos acostumbrados, no persigue fines patrióticos, a lo Salvar el Soldado Ryan, como quizá muchos esperasen, ni siquiera es un alegato pacifista ni intenta almenos ponernos de parte de alguno de los bandos. Es sencillamente la guerra, para bien o para mal. Sólomente los hechos. Los que siempre se han contado y aquellos que permanecen olvidados deliveradamente o no. Al final le toca al espectador emitir su propio jucio.
Simplemente genial. Se hacen pocas películas así, ahora o en cualquier otra época. La única película que me viene a la mente que se acerca un poco al planteamiento de Eastwood Cartas desde Iwo Jima y Banderas de nuestros padres es aquella maravillosa Rapsodia de Agosto de Akira Kurosawa, aunque tampoco es la misma cosa exactamente.

Os animo a que las veáis ya. No tienen despedicio. Y os recomiendo que veáis primero Cartas... y luego Banderas... Me parece mejor orden. Cuando acabe la batalla, que cada uno saque sus propias conclusiones y juicios personales. Yo, después de ver las películas me acordé al instante de esta cita que leí ya hace tiempo en algún libro:

"La guerra es una estafa. Siempre lo ha sido. La mejor manera de describir una estafa es como algo que no es lo que aparenta ante la mayoría de la gente. Sólo un pequeño grupo dentro de ella sabe lo que realmente es. Está dirigida hacia el beneficio de unos pocos, a expensas de la mayoría."
-General Smedly Butler, 1933 (Marine de los EE.UU. durante 33 años)