Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

miércoles, 21 de febrero de 2007

Otra joya olvidada


Mientras espero las fotos para escribir sobre la noche zombie de ayer (espero pasar otra noche zombie este sábado, ya veremos como salen los planes...) Descanso de mi empacho de cerebros y risas escuchando otra vez esta mañana uno de esos discos olvidados y desconicidos que merece la pena recordar y que yo, por giros del destino, y la estupidez de algún zopenco que decidió desacerse de él -me sigue sorprendiendo como la gente puede vender auténticas maravillas discográficas por cuatro duros- he descubierto estos días

Maggie & Terre Roche son dos hermanas que, con su hermana pequeña Suzzy, militan desde finales de los 70 en un grupo Folk norteamericano conicido como The Roches. Una banda con un sonido muy peculiar, tanto en voces como en instrumentación, que ha recibido aplausos de la crítica pero poca respuesta (comercial) por parte del público. Yo, personalmente reconozco que me cuesta algo hacer el oído a su música, no acaba de convencerme.
Sin embargo, antes de empezar la aventura de The Roches, Maggie y Terre Roche grabaron, allá por 1975 un maravilloso disco, titulado Seductive Reasoning, para el sello Columbia, con el apoyo de Paul Simon. Un disco sencillo, delicioso, compuesto por las dos intérpretes y grabado con el acompañamiento (y producción) del propio Simon y la siempre increíble Muscle Shoals Rhythm Section. Un trabajo que se movia dentro del folk-rock con rivetes country, con todo el sabor de esa música amricana de principios de los setenta música acústica con las necesarias dosis de electricidad, unas armonías vocales maravillosas y unas letras, que con poesía nos hablaban de la vida, los viajes, las experiencias de sus autores en un tono a veces tan íntimo que se tornaban universales tocando parte de la vida de todas las personas.
Si os gusta la música de Paul Simo, de Crosby, Stills & Nash, de Jackson Browne, Dan O'Keefe, y otros músicos del momento. Si teneis un hueco en vuestras apretadas agendas para dedicar 30 minutos a descansar en casa y escuchar con atención -porque la buena música así lo requiere- os gustara este disco.
Eso sí, primero tendreis que encontrar una copia. Porque el disco está descatalogado y encontrar una copia en cd casi más dificil que encontrarla en vinilo... La culpa la tiene algún zopenco de macro-compañía discográfica multinacional que, absorto por la obsesión de ganar dinero- se ha olvidado de las joyas musicales que se guardan en su archivo.
Página web oficial de The Roches