Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

jueves, 11 de agosto de 2016

Sin llaves

Ayer perdí tu flor
y hoy mis llaves,
no se descifrar
aún tus mensajes
y ahora quiero llorar
aquí en la calle.

En mi pecho el dolor,
libero el aire:
no me importa llorar,
lloro por alguien
lloro por mi, lloro por ti,
mi niña suave.

Enséñame a callar
lo que ya sabes,
enséñame a mirar
sin preguntarte
sin pedirte, amor
que tu me ames.