Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

viernes, 3 de agosto de 2007

Pereza, pulpo, Star Trek y algo más...

No, no me ha dado por oir a cierta banda de rock español con una tapa de pulpo y una cerveza fría para acompañar. Podría ser, pero no.
Lo de "pereza" es porque soy un perezoso y me cuesta mucho descolgarme hasta el ordenador y ponerme a escribir algo en el blog. Prometí varias hisotiras nuevas y, vaya, ya tengo algo escrito así que tendré que teclearlo a máquina y ponerlo en el blog... seguiré exprimiendo el cerebro.
Al margen de mis devaneos internos, ya acabé con Star Trek. Menuda serie. Hace ya varios meses que empecé a ver la serie original y quedé pasmado con la calidad de los guiónes y las carácterísticas de estos: una auténtica maravilla. No hacen series como esta, ni de ciencia ficción ni de otro género. Es increible ver como en el marco de la ciencia ficción se atrevieron a tratar temas como el racismo, los derechos civiles, la guerra de vietnam (muy candente por aquel entonces, la serie se produjo entre 1966 y 1969), pasando por temas más "filosóficos" o incluso "éticos" si se me permite usar con cierta libertad dichos términos. Realmente no tiene desperdicio, es la convinación perfecta de acción y entretenimiento con calidad y seriedad, ahora entiendo el enorme éxito de la serie y de todo el universo Star Trek en general. Desde fuera parece todo un montage comercial -algo tan de moda hoy día- y, si bien lo es, éste por lo menos tiene algo en que apoyarse. Os recomiendo a todos que veáis la serie si podéis, no tiene desperdicio. Yo voy a ver si ahora puedo seguir con las otras 4 series (sí, ya van cuatro, o cinco si se cuenta la de dibujos animádos...) De momento me he vuelto a tragar por enésima vez las 6 primeras películas, que son también geniales. Incluso he visto y curioso documental "Los mejores momentos de Star Trek por William Shatner" en el que se cuentan anecdotas muy curiosas sobre la serie y su repercusión. Resulta curioso oir a DeForest Kelley (El dr. McCoy) decir que en los 60 uno veía por las calles carteles hippies que decían "Coloquémonos y veamos Star Trek esta noche", O averiguar que entre los fans de la serie se encontraba el Dr. Martin Luther King. Realmente es algo más que una serie de cienica ficción.
En fin que me estoy convirtiendo en un trekkie. Os deseo una larga y próspera vida.

¡Ay! Me olvidadba del pulpo... eso es cosa de dos locos nocturnos y el alcohol... léase el que escribe esto, su colega con costumbres alemanas recién adquiridas y nos vasos grandes de cerceza que "cachi" emborrachan a uno. Resulta que, según creo, en alemania se emborrachan y luego montan todos "tajaos" en el parque de atracciones. Curioso. Nosotros no estábamos tajaos, ni teníamos parque de atracciónes tan sólo unas cuantas barracas de feria local y el mítico pulpo (en este caso "Canguro Loco", con asientos remendados para inyectar mayor adrenalina al asunto...) Hacía yo qué sé cuantos años que no montaba en un bicho de esos. La última vez valía creo 250 pts y ahora son 2,50 euros. Cómo cambia la vida. De todos modos, mereció la pena, pabernos matao (por lo del asiento con cinturón de seguridad casero y sin airbag) eso sí, pero mereció la pena. Lástima no tener foto...