Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

domingo, 21 de octubre de 2012

La educación prohibida

Os invito a todos a la reflexión, a abrir las mentes y empezar a pensar las cosas desde el comienzo. Como persona comprometida porla educación, al cuidado de un montón de "bichitos", como cariñosamente les llamo cada día, me siento identificado y me uno al sentido común.

Ojalá alguie más se anime a caminar. Seguimos dejando caer semillas... algunas carean en tierra fertil.