Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

viernes, 28 de septiembre de 2007

Se acaba septiembre

Me voy a hacer un plan diario. Me parece que si no, no hago nada. Se me amontonan las cosas y yo me dejo llevar... Tengo libros a medio leer, películas a medio ver, y también historias a medio escribir en este blog. Voy a obligarme a acabarlas, espero que por eso no salgan auténticos churros. La de la charanga ya debería estar terminada, lo se. Y también aquella del cine de terror, que parece mentira que haga ya casi un año que empecé aquella historia inspirada por el cierre del Emperador ¿fue en noviembre o antes? Consultaré mi blog, que para algo está.
Este fin de semana prometo ponerme al día. De momento he empezado a leer algo de historia social del siglo XX, a ver si renace de nuevo mi vena reivindicativa, aunque ante el pasotismo general de la sociedad, cuesta un montón. Supongo que es que llega uno al final de una etapa de su vida y tiene que dar el paso y cambiar y conocer gente y cosas nuevas, el problema es lo duros que resutan esas etapas de transición, sobre todo cuando uno no quiere dejarse llevar por el grueso de la gente y ser un número más. Poco a poco supongo que iremos saliendo adelante.

Un saludo para mis colegas del pueblo, que quizás me esperaban este finde. Ya nos veremos más adelante, y con más cosas que contar, espero.
Y también para mi colega de "las fuerzas del orden" que no se si desde esas tierras del sur alcanza a leer lo que seguimos escribiendo por aquí arriba; pero, estoy seguro, que como a todos, de vez en cuando le pica la oreja y se acuerda de aquellos a los que hace tiempo no ve.

Lo dicho, voy a ver si pongo en orden mis pensamientos y acabo algo.Nunca me ha gustado dejar las cosas a medias...