Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

domingo, 30 de abril de 2006

Toda a beleza

A estas alturas del año, empezamos ya a oir alguna música nueva. Son varios los artistas que ya han lanzado CD nuevo: Donal Fagen, Van Morrison, Springsteen, Emmylou Harris & Mark Knopfler, Nils Lofgren,... no tiene uno tiempo ni medios para comprar y oir tanto... Pero, sin necesidad de salir de casa, ni de gastarse muchos euros, mientras se leen estas letras, cualquiera puede comprar en formato de descarga digital a traves de internet muchos de estos discos.
Yo sigo preferiendo los CDs de verdad, incluso revuelvo los domingos en ese maravilloso puesto de vinilos en el rastro de León (se suele situar en el extremo de la Plaza de Toros, para los interesados), pero, ya hay algunos artistas que sólo ofrecen su música en forma de descarga. A mi me parece un poco frío, no sólo la música es arte, sino también el diseño de CD, libreto, etc, y, aunque lo puedas bajar también e imprimirlo, no es lo mismo.
Este es el caso de James Raymond, que acaba de publicar su primer EP en solitario en forma de descarga digital en su página web (www.jamesraymond.com) Se trata de un pequeño y maravilloso trabajo de música electrónica, a través del cual James Raymond y varios amigos suyos nos llevan en un curioso viaje sonoro de tintes brasileños, no en vano, se ha inspirado en la música brasileña para componer el trabajo. Es, al menos para mí, algo nuevo, un tipo de música, "algo" que no había oído antes, que suena extaño, ajeno, pero que es agradable, hermoso.
Os invito a que entreis en la página de James Raymon y oigais el disco. Se puede escuchar de forma gratuíta totalmente entero, y, si sentís lo mismo que yo después de la experiencia, seguro que lo comprais en mp3. Un trabajo magnífico para inagurar la sección de discos del 2006. Es algo realmente nuevo y muy recomendable.

P.D.: Para los que quizá no lo sepan, Raymond es el teclista del grupo CPR (Crosby Pevar Raymond) además de hijo del propio David Crosby... y por supuesto un músico magnífico...