Hay que doler de la vida hasta creer,
que tiene que llover, sí, tiene que llover
a cántaros.
- Pablo Guerrero

martes, 30 de enero de 2007

Día de la Paz

Llego y espero en todas las puertas
(Nazim Hikmet -poeta turco-)

Llego y espero en todas las puertas
Pero nadie puede oir mis pasos silenciosos,
Llamo pero nadie me ve,
Por qué morí, por qué morí.

Tengo sólo siete años, aunque morí
en Hiroshima hace mucho.
Tengo siete años, como tenía entonces,
Cuando los niños mueren, no crecen.

Mi pelo fue quemado por remolinos de llamas
Mis ojos se ensombrecieron y luego quedaron ciegos,
La muerte vino y combirtió mis huesos en polvo
que luego fue esparcido por el viento

No necesito fruta, no necesito arroz,
No necesito dulces, ni siquiera pan,
No pido nada para mí,
Por qué morí, por qué morí.

Todo lo que pido es que por La Paz
Trabajeis todos hoy,
Para que los niños de este mundo
Puedan vivir y crecer y reir y jugar.

1 comentario:

Kiko dijo...

Qué triste... ojalá viviésemos en un mundo de paz